La Primavera Republicana
LA REPÚBLICA IMAGINADA

LA REPÚBLICA IMAGINADA

¿Qué se esperaba de esta primavera republicana? Todo o casi todo. Había llegado la hora de los ciudadanos, que habían dejado de ser súbditos de una monarquía decrépita y decadente para convertirse en personas libres. El aire republicano debía renovar el ambiente cargado de tantas décadas de retraso y dar el protagonismo de la historia al pueblo, encabezado por «la señora gorda de las dos tetas, un muslazo y el gorro raro», como recordaba Paco Candel, y a sus representantes, la nueva clase política de izquierdas, catalanista y republicana. La democratización del voto de los ciudadanos (las mujeres pudieron votar en las elecciones de noviembre de 1933), la renovación a fondo del sistema educativo, una necesaria e imprescindible reforma agraria, la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores o el cambio del papel social de la mujer, todo estaba por hacer y todo parecía posible.

Francesc Vilanova



CampesinosEscola de treballEscola del MarEstadio Olímpic
Ajuntament de Barcelona . www.bcn.cat/ ICUB : MHCB inici